Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

domingo, 26 de julio de 2015

Reseña N° 3: Ensayo sobre la lucidez

Ensayo sobre la lucidez (2004)

Ensayo sobre la lucidez
José Saramago ( 1922- 2010)

Punto de Lectura

384 Páginas

Novela Contemporánea


















Reseña


En la capital de un país sin nombre en un día tradicional de elecciones de pronto la gente sale a votar abarrotando los locales de votación, esto que podría parecer algo normal, deja de serlo luego del recuento de los votos en donde gran parte de la población ha votado en blanco poniendo en juego el sistema democrático. Lo que pone en alerta al gobierno del país, que no escatimará en recursos para averiguar quién o quiénes son los culpables de esta enorme conspiración hasta eliminarlos y no descansaran hasta lograr que la ciudadanía se recupere de esta epidemia de lucidez.



Al principio nos cuenta cómo se desarrolla el proceso electoral en el país presentándonos luego de los resultados de la votación las reacciones de los altos cargos del gobierno, ya sea del presidente, el ministro del interior, el ministro de defensa entre los más activos en la historia.

Luego nos relata las “alocadas” acciones que realiza el gobierno para hacer entrar en razón a las personas llegando incluso a enviar a ciertos policías encubiertos a cargo de una investigación (de la que no puedo contar), un agente, un inspector y un comisario. Siendo este último el héroe de la novela, pero no se trata de ese héroe que tiene la sonrisa perfecta y  usa la ropa interior sobre el pantalón, se trata de un ser humano que sufre, que se cuestiona, un ser patéticamente real, que se pregunta si realmente la vida que está viviendo fue elegida por él o fue decidida por alguien más. 
Y aparecen ya más avanzada la trama unos personajes que no revelaré que son fundamentales para el sentido que Saramago quiere darle a su obra y que se relacionan con el Ensayo sobre la ceguera.




Ensayo sobre la lucidez.Saramago


Opinión


Siempre me impacta la ausencia de dialogo tradicional en los libros de Saramago, miras la hoja y te encuentras con un texto infinito ya que los diálogos están insertos de forma continua en el texto, por lo que te exige una lectura atenta. Esto hace parecer que el libro es y será tedioso, pero cuando comienzas a leer no puedes parar. No es como en los libros de Dan Brown en donde el protagonista corre y corre y no puedes despegarte de la hoja. Saramago lo que logra es encender una mecha que lentamente se va consumiendo y sabes que tarde o temprano explotará pero no sabes cuándo y es justamente eso lo que nos mantiene expectantes.

Saramago es menos intenso en este libro comparado con el escrito nueve años antes (Ensayo sobre la ceguera). Aquí va acumulando lentamente hechos que provocan una reacción en cadena o un efecto dominó del cual sólo podremos ver el resultado hacia el final de la historia.

Creo que es un libro altamente recomendable y a pesar que muchos le encuentren sólo una connotación política con una mirada pesimista y oscura, yo rescato esa esperanza que Saramago demostró tener por la sociedad civil.