Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

jueves, 7 de abril de 2016

Reseña Nº 64: El Rithmatista

El Rithmatista

Brandon-Sanderson
Brandon Sanderson
Ediciones B
440 Páginas
Ciencia Ficción, Fantasía juvenil
ISBN: 978-84-666-5586-6

Tú, lector de ciencia ficción y fantasía juvenil ¿Te gustan los misterios? Sí es así, te puede interesar que en la academia Armedius está pasando algo muy extraño, algunos de sus mejores estudiantes están desapareciendo. Al parecer, están siendo secuestrados. Esto se puede deducir debido a la escena de la desaparición quedó hecha un desastre, como si hubiera acontecido una verdadera batalla campal. ¿Necesitas una pista? Todos los estudiantes desaparecidos eran Rithmatistas.

Brandon Sanderson nos transporta a otra dimensión. La historia tiene lugar en el continente americano a principios del siglo XX, pero no es exactamente igual al que conocemos, es un mundo paralelo al nuestro pero con ciertas diferencias, tanto culturales como geográficas. En este mundo lo que conocemos como Estados Unidos se encuentra dividido. Pero no en estados, sino que en islas. Y se le conoce como Islas Unidas. Las cuáles se conectan con "Resortrenes" que se mueven con tecnología de resortes y engranajes.

elige-un-libro

En este mundo mágico que crea Sanderson, sólo algunos son capaces de ser rithmatistas, el resto de las personas son comunes y corrientes. Debido a esto las academias se encargan de la educación de todos los jóvenes, ya sean comunes o rithmatistas. Pero hacen una clara división, muy pocas veces los mezclan en clases, ya que los rithmatistas además de los estudios comunes requieren una formación diferente. Ellos deben aprender al arte de la rithmática, su historia, y como utilizar dicha magia para usarla en la batalla. Sí, en la batalla, porque también serán soldados. En una de las tantas islas que componen este país, existe una llamada Nebrask, ubicada en el centro de Islas Unidas. Donde habitan unas criaturas muy extrañas que deben ser contenidas por los ejércitos de rithmatistas.

El arte de la rithmatica es muy original debido a su simpleza. El poder de estos jóvenes radica en que al trazar ciertos dibujos con tiza en el suelo estos cobran vida en dos dimensiones, los dibujos son conocidos como tizoides. Y pueden ser utilizados para combates. Sanderson a lo largo del libro nos va enseñando de que trata la rithmática, cuáles son sus reglas y cómo se debe combatir, además incluye ilustraciones explicativas al principio de cada capítulo.

tizoide

No cualquier línea cobrará vida, existen líneas específicas para que esto suceda y además dichas líneas deben ser dibujadas por la mano de un rithmatista. Hay formas de atacar y de defenderse. Se utiliza mucho la geometría y la exactitud a mano alzada. Lo esencial es dibujar un círculo alrededor de la persona, llamado Línea de custodia, es la primera defensa, para luego ir dibujando una estrategia de ataque. Un rithmatista en un combate bajo presión debe ser capaz de controlarse y dibujar sus líneas perfectas para no morir, una línea de custodia mal dibujada puede significar que un tizoide enemigo la derribe y se lo coma vivo.

Armedius es una de las tantas academias encargadas de la formación de rithmatistas y también de personas comunes, está ubicada en la isla de Nueva Britania. Dentro de ella es donde sucede gran parte de la historia. El protagonista es uno de los tantos estudiantes que la componen. Y aquí viene una de las cosas más geniales de la historia. Joel, el protagonista, no es un rithmatista, es hijo de un fabricante de tizas fallecido hace algunos años, y asiste a la academia de forma gratuita debido a la muerte de su progenitor. Él es un estudiante común y corriente, sin ningún tipo de poder. Pero le encanta la rithmática, la ha estudiado desde pequeño gracias a la influencia de su padre, que también era un apasionado en el tema, pero no un rithmatista. 

El ambiente en la academia es un poco tenso ya que los rithamtistas siempre miran en menos a los estudiantes comunes y no les permiten entrar en el clases donde enseñan rithmatica, por lo que Joel siempre encuentra una manera de colarse en las aulas para poder disfrutar de su tema preferido.
Fitch, uno de los pocos profesores que lo dejaba escuchar sus clases, es destituido de su puesto y relegado a ser un simple tutor de mediocres estudiantes. Es en este punto cuando las desapariciones comienzan a suceder. El rector York, que no se encuentra de acuerdo con la destitución de Fitch, debido a la confianza que le tiene, le asigna la tarea de investigar los secuestros. Pero Fitch necesita un ayudante, y Joel hará todo lo posible para poder tener ese puesto, y poder sumergirse aún más en el tema de la rithmática. 

Es así como se forma una dupla de investigación bastante particular, con un profesor con mucho conocimiento de rithmática pero con escasos nervios para sostener un combate y Joel, casi un prodigio en el tema, pero sin el poder para utilizarlo. A ellos se le suma una mala estudiante que ha repetido muchos cursos y debe pasar todo el verano reforzando con Fitch. Melody es una rithmatista  pésima dibujando líneas, ella cree que debió ser cualquier otra cosa menos rithmatista y teme decepcionar a sus padres. Es terca y orgullosa y a pesar de ser excluida de la investigación en un principio, termina siendo parte fundamental de ella.
A medida que estos personajes se van conociendo y entablando amistad, el autor nos va entregando pistas acerca de los posibles sospechosos que pudieran estar relacionados con los secuestros. Sanderson aprovecha la investigación de Joel y Fitch para relatarnos el origen de la rithmática y cómo una persona es elegida para tener dicho poder.

El misterio es el hilo conductor de esta historia, porque no sólo se va dilucidando quién es el responsable de los secuestros, sino que también se descubren cosas del pasado del padre de Joel y de los extraños seres que habitan en Nebrask. Se lee muy rápido, hay muchos diálogos que agilizan la trama, ya que es una historia liviana, de entretenimiento puro, que no te deja despegar los ojos de las páginas. Y es realmente sorprendente, porque cuando menos lo esperas toma unos giros increíbles que te llenan de emoción. 

Sanderson dota a los personajes de frustración al principio de la novela. El profesor Fitch, Joel y Melody, son reconocidos como deficientes en lo que hacen. Como todo ser humano, tienen miedos y cometen errores, pero a lo largo de la historia poco a poco se van superando. Quizá el mensaje más potente que Sanderson nos entrega en el personaje de Joel es el de realizar tus sueños aunque no tengas las cualidades que los demás tienen, pero que con ganas y amor por lo que haces puedes lograr destacar rompiendo todos los esquemas.

El final es asombroso, se resuelve el misterio al más puro estilo de Agatha Christie, el responsable es el que menos se esperaba. Y cuando crees que ya todo ha terminado en unas cuantas hojas finales Sanderson nos estremece y nos deja abierta la puerta a la segunda parte que al parecer estará relacionada con el tiempo y los engranajes de un reloj, ya que este libro es el primero de una trilogía. 

"No hay nada inherentemente importante en un segundo o un minuto. Son meras divisiones ficticias, puestas en vigor por la humanidad, entidades artificiales. Pero en manos del hombre esas cosas tienen vida..."
Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Puedes ser el primero en comentar!