Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

miércoles, 20 de julio de 2016

Reseña Nº 95: El hombre vacío

El hombre vacío (1992)

Elige-un-libro
Dan Simmons
Ediciones B
Nova
280 Páginas
ISBN: 978-84-9070-148-5
Ciencia ficción

Dan Simmons nos vuelve a maravillar con su prodigiosa imaginación, mezclada con un profundo conocimiento de las ciencias y su gran talento narrativo. Inspirada en grandes obras de la literatura como el poema T. S. Eliot, El hombre vacío es un viaje por el sin sentido de la vida, llevado al campo de la ciencia ficción por medio de un clásico elemento como es la telepatía; pero Simmons la lleva mucho más allá, donde nadie ha imaginado, hasta las raíces mismas de la existencia, internándose en el caos del universo, donde la mente humana puede ser la gran gestora de imponer orden; ser la responsable de la creación.

La trama parece ser de las más simples, pero guarda muchos misterios. Jeremy Bremen es un profesor de matemáticas especializado en el análisis con series de Fourier y posee poderes telepáticos. Lo que podría parecer una habilidad ventajosa, es en realidad una dura carga que debe llevar en su vida; debe controlar cuidadosamente los tipos de pensamientos que llegan a su mente, ya que si no coloca un escudo mental, la gran ola de pensamientos de toda una ciudad lo invadiría, y su mente no podría soportarlo; la llamada neurocháchara es un problema con el que debe convivir a diario. La soledad pudo ser otro de sus grandes problemas, intentar encontrar a alguien que entienda sus habilidades y que sea capaz de sentir empatía por él sería casi imposible. Pero apareció Gail, su actual esposa; ella posee la misma capacidad que él. Entre ellos nace uno de los amores más puros y eternos que se podrían dar en la tierra; forman lazos únicos, el íntimo contacto de sus mentes; la mutua capacidad de ver lo más profundo de los pensamientos del otro, los ha transformado en un solo ser; juntos han elevado un escudo para protegerse del mundo. Pero el destino los golpea de la peor manera posible; Gail ha muerto y ha dejado completamente solo a Jeremy. Su vida ya no volverá a ser la misma; desde que ella abandona el mundo, la neurocháchara lo invade, ahora su cordura corre peligro.

"No era el "escudo mental compartido" sino la vida compartida con Gail lo que le protegía de ese oscuro reverso de las cosas". Pág 28.

Y así comienza esta fantástica historia, con la muerte de Gail; Jeremy necesita escapar, necesita encontrar un lugar tranquilo para pensar. Y así comienza un verdadero paseo hacia el infierno; él hace un verdadero descenso emulando al poema de Dante, pero su travesía es a través del inframundo terrenal, mostrando el vacío existencial de la humanidad. Todo comienza cuando se convierte en un testigo casual de un acto delictivo, desde ese momento, los horrores, los vicios y las injusticias se convierten en sus habituales compañeros. Jeremy no dejará de huir hasta llenar el vacío de la muerte de Gail.

La estructura narrativa es sumamente brillante. El narrador es omnisciente, pero éste en sí mismo es uno más de los enigmas de la historia. Los capítulos se van alternando; en unos se relata la historia de Jeremy mientras recorre diversos estados del país, cayendo en numerosos problemas, arreglándoselas con los mínimos recursos para mantenerse con vida. En su viaje, deja en evidencia la crueldad y el horror humano; y en algunos casos su lado más macabro y aterrador; su vida está en constante peligro. Por medio de su habilidad de leer los pensamientos y el escudriño de la memoria, se vuelve testigo de la perversidad y la violencia del mundo.

"El ansia por inflingir dolor. El deseo de cometer acciones violentas. La intensidad pornógrafica de la violencia callejera, experimentada en un arrebato de imágenes y gritos, repetidos a cámara lenta como un vídeo favorito". Pág. 112.

En los demás capítulos, un misterioso narrador nos cuenta la vida de Gail y Jeremy mientras estaban juntos, la forma en que se conocieron; la manera en que se relacionaban telepáticamente y su profundo amor. Nos habla además de los curiosos estudios matemáticos de Jeremy que intentan descifrar la naturaleza del pensamiento humano, incluso indaga más allá de nuestra dimensión, otorgándole al cerebro humano una capacidad y un poder cercano a lo divino.

La personalidad abstracta y soñadora de Jeremy, se contrapone con la concreta y práctica de Gail; el autor utiliza esta particularidad de Gail para llevar las complejas explicaciones matemáticas de Jeremy, a un lenguaje más terrenal, lleva los números a palabras. Es así como Simmons se da el lujo de hablar de matemáticas complejas para explicar los misterios del cerebro humano a través de Jeremy, pero luego esquematiza todo en palabras para que el lector entienda las ideas a través de los ojos de Gail. Son constantes las veces en que Gail le reprocha a Jeremy su forma de ver el mundo únicamente a través de los números y la ciencia.

"Dios, a veces sí que eres arrogante, Jeremy Bremen. ¿Por qué crees que los electrones son más dignos de estudio que los seres humanos?". Pág. 105.

Al leer la historia, constantemente los personajes mencionan el dibujo de un árbol para explicar ciertas teorías. La estructura de la historia también cumple el patrón de un árbol; pero debe ser vista en sentido inverso, es decir, desde las ramas hacia el tronco. Nos encontramos con diferentes aspectos y personajes a lo largo del relato que corresponderían a ser las ramas de un árbol. Por ejemplo, cada uno de los personajes son ramas importantes, también el misterio que guarda el cerebro humano, la historia de amor entre Gail y Jeremy, el viaje al infierno de Jeremy, el misterioso narrador que dice no ser Dios,  el enigma de los títulos de cada capítulo; todo comienza a confluir hacia la base del tronco, todo comienza a unirse; al unísono la extensión de los capítulos se va acortando hasta quedar solo una historia, los relatos finalmente se encuentran: pasado y presente, enigmas y misterios, todo comienza a tener sentido, cada pieza y personaje encaja a la perfección, para a través de una historia que me horrorizó y emocionó hasta las lagrimas, entender como el vacío puede convertirse en creación gracias al inmenso poder del amor y la mente humana.

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Puedes ser el primero en comentar!