Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

lunes, 28 de noviembre de 2016

Reseña Nº 121: Luna

Luna: Luna Nueva (Luna #1)

elige-un-libro
Ian McDonald
Ediciones B
Nova
432 Páginas
Ciencia ficción

En un futuro cercano, vivir en la Tierra comienza a ser cada vez más complejo, una guerra de clases se desata; es el fin de la clase media. Los robots han comenzado a reemplazar a los seres humanos en el trabajo, pero no son esos robots típicos de las películas de ciencia ficción, son simples máquinas automáticas: cajas de autoservicio en el supermercado, máquinas expendedoras de billetes, taxis sin conductor. Los precios suben cada día y las personas ya no pueden aguantar.

"... el precio del pan subía, subía, subía. Si hay algo que pueda sacar a la gente a la calle es el precio del pan". Pág. 97.

Como si esto fuera poco, la tuberculosis ha regresado con tres niveles de resistencia a los antibióticos; muchos enferman y los tratamientos son costosos. 
En paralelo, la primera empresa minera ha llegado a la Luna: "Mackenzie Metals" es la pionera en comenzar a obtener minerales del satélite natural para la industria informática. Un nuevo mercado se abre, lo que incluye nuevos puestos de trabajo muy bien remunerados; debido al peligro de trabajar allí. Personas muy preparadas, con familiares enfermos y sin trabajo ven a la "Luna" como la oportunidad de su vida para ayudar a los suyos; a pesar del peligro.
Es así como cientos de personas comienzan a trasladarse al satélite natural, para incorporarse a las filas de la empresa. 

"La Luna no era un mundo; era un submarino. El exterior era la muerte." Pág. 103.

La Luna no es amistosa, es una roca fría y despiadada, completamente muerta. En su superficie es constantemente bombardeada por rayos ultravioleta, por partículas cargadas de manchas solares y por  peligrosos rayos cósmicos, que dañan el ADN. El polvo también es un enemigo mortal, hay quince tipos, y cada uno tiene una propiedad que podría matar. 

"La Luna conoce mil formas de matarnos: esa es la primera regla y la que prevalece sobre cualquier otra". Pág. 115.

Debido a esto los humanos deben vivir bajo la superficie, lo más profundo posible, en verdaderas madrigueras asfixiantes. Donde para sobrevivir deben pagar por los cuatro elementos básicos: oxígeno, agua, carbono y red. No puedes respirar ni beber si no pagas, y para pagar necesitas la red de datos. 

"...hay que aprender a moverse; hay que aprender a estar de pie. Hay que aprender a ver y oír. Hay que informarse sobre la sangre, el polvo y por qué es la causa de muerte más probable... Hay que aprender a vivir apelotonados, a respirar el aliento ajeno, a beber el agua ajena". Pág. 228.

Desde entonces han pasado cincuenta y cinco años, y "Mackenzie Metals" sigue operando en la Luna, pero ya no es la única empresa, otras cuatro se han sumado y operan a la par. Sus orígenes e inicios son muy diversos, algunos dependen económicamente de la Tierra y otros son autosuficientes; han nacido y prosperado por su propio esfuerzo. A estas grandes empresas las denominan los "cinco dragones". Ellas junto a la Lunar Development Corporation (LDC) han instaurado un sistema político feudal, con cinco grandes casas y una monarquía, monopolizan el agua, el carbono, el oxígeno y los datos. A través de favores y lealtades se reparten la Luna, e incluso han instaurado sus propias leyes que dan prioridad a los tratos; en la Luna todo es negociable. Los contratos son el quinto elemento. 

"Hay montones de abogados, no montones de leyes. Los juicios son negociaciones ampliadas. Las dos partes regatean sobre los jueces que van a dictaminar y cuánto van a pagar por ello... A veces los jueces tienen que pagar para poder juzgar. Todo se negocia. Pág. 285.

Uno de los cinco dragones es Corta Helio, una empresa extractora de Helio-3. Los cinco hijos de la fundadora Adriana Corta, ocupan diversos cargos según sus potencialidades. Cada uno tiene un matrimonio o contrato, ya que los matrimonios también son negociables, con representantes de las otras empresas, con el fin de formar alianzas y mantener la paz. En este ambiente sofocante, hostil y clautrofóbico, en donde los negocios son la prioridad, estas familias han crecido y han formando verdaderas dinastías. Todas las empresas luchan por su propio bienestar y siempre están en busca de adueñarse de todo. Viven en un balance muy peligroso, si algo llegará a romperlo, las consecuencias para la Luna y sus habitantes serían desastrosas. Ese momento ha llegado, alguien ha intentado asesinar a un Corta. La mecha está encendida y la destrucción en camino.

"Dicen que la Luna es dura. No; la gente es dura. Siempre es la gente". Pág. 326.

El mundo Lunar que nos presenta Ian McDonald es sumamente complejo, tanto física como socialmente. Nos muestra la cara agresiva de la Luna y los esfuerzos tecnológicos y humanos para poder habitarla y extraer de ella minerales. Es una lucha constante por sobrevivir día a día en un entorno exigente y peligroso. La complejidad social radica en la gran variedad de colonizadores de diferentes culturas. Hay una mezcla de lenguajes y términos del chino, el portugués, el ruso, el yoruba, el castellano, el árabe y el acano que enriquecen mucho la historia pero al mismo tiempo la enrevesan. Existe una población flotante de recién llegados desde la Tierra a los que denominan Moonbeam y otra población que ha nacido en la Luna, la cual se encuentra dividida en distintas clases sociales donde predominan los ricos y los pobres; es muy fácil acabar arruinado si no tienes para pagar el aire que respiras.

A partir de esta amplia gama cultural que incluye diversas empresas, tras las cuales hay enormes familias, el autor va relatando principalmente la vida de los integrantes de la familia Corta y de algunos personajes de su entorno más cercano. No hay un protagonista específico; la familia lo es. Las historias de cada uno de ellos se narran paralelamente y se van entrelazando en diversos puntos, conformando una novela coral. Ningún personaje destaca más que el resto, hay un excelente equilibrio por parte del autor en las apariciones de cada uno de ellos.
El narrador en la mayor parte del relato es omnisciente, pero en algunos capítulos específicos cambia a tercera persona para dar cercanía a ciertos personajes con lector. Un claro ejemplo de esto es el de Adriana Corta, la fundadora de Corta Helio. El autor hace uso de ella para ir explicando cómo se colonizó la Luna y cómo se fundó la empresa, es el personaje que nos orienta dentro del relato.

McDonald evita narrar un capítulo por personaje, y dentro de un mismo capítulo nos encontramos con las historias de varios personajes a la vez, salvo en algunas excepciones, cada párrafo equivale a una historia paralela, no deja pausas para que el lector se prepare para el cambio.
Es abrupto como pasa de un personaje a otro. Esto evita completamente una lectura rápida o atropellada, obliga al lector a ir despacio y a un ritmo en que pueda asimilar la información que se le va entregando; información clave para ir dando forma al universo narrativo. Incluso la puntuación incita a la pausa, hay un uso constante, del punto y coma y de los dos puntos. El libro debe leerse con tranquilidad. El lector apresurado se perderá en la multiplicidad de nombres y relaciones parentales que unen a los miembros de cada familia.
Esa prosa pausada con cambios de puntos de vista abruptos, genera un efecto de encierro, de desesperación en el lector. Se traspasa toda la sensación claustrofóbica de vivir hacinado en la Luna a través de la experiencia de leer.

Es un libro minuciosamente construido, que nos invita a apreciar este experimento social, en donde la humanidad coloniza por primera vez un mundo nuevo desde cero en condiciones desfavorables. Mostrando no solo cómo deben luchar contra la Luna, sino que también contra su propia naturaleza. El egoísmo, la ambición, el odio y la venganza estarán presentes en todo el relato, como también la desesperación de no poder contar libremente con los elementos básicos para sobrevivir. Ellos viven con esa presión todos los días, en espacios reducidos y con el peligro latente de morir en cualquier instante, por lo que no es extraño que utilicen constantemente como válvula de escape una sexualidad de lo más variada y desenfrenada.  

Luna nueva es la primera entrega de esta trilogía. El autor es muy detallista, lo que favorece mucho la construcción de este futuro ficticio. Las intrigas, traiciones y lealtades son el plato fuerte, es una verdadera guerra de casas feudal puesta en el futuro. Con un final trepidante deja abierta la puerta para el segundo libro, en donde retomará las vidas de esta curiosa familia Lunar. 

martes, 22 de noviembre de 2016

Reseña Nº 120: La muerte llega a Pemberley

La muerte llega a Pemberley 

elige-un-libro
Phyllis Dorothy James (1920-2014)
Ediciones B
B de Bolsillo
331 Páginas
Novela policial

En nuestra infancia todos tuvimos nuestro libro o autor favorito que nos marcó de por vida, para P. D. James fueron los libros de Jane Austen los que en parte la motivaron a convertirse en escritora. Como una forma de homenaje crea esta historia policiaca a partir de la obra de Austen más conocida y más querida por el público como lo es Orgullo y Prejuicio.

La autora retoma el relato de Orgullo y Prejuicio justo donde lo dejó Austen, para extenderlo seis años en el futuro. Nos lleva a la Inglaterra de principios del siglo XIX, con el conflicto bélico con Francia como telón de fondo. Nos encontramos a finales del año 1803, Elizabeth y Darcy ya tienen dos hijos. La vida perfecta de cuento de hadas por fin se veía realizada. Todo funciona bien en Pemberley, la boda de Darcy con Elizabeth aseguró el futuro de la finca, ahora con la pareja instalada en el lugar tanto el personal de servicio como los arrendatarios ven seguridad en su futuro, ya que la  familia Darcy perdurará en el tiempo y proseguirá dándoles empleos a ellos y a sus futuras generaciones. Toda la finca en su conjunto se encuentra unida.

Elizabeth poco a poco se acostumbra a su nueva vida, recibe constantemente las visitas de su hermana Jane con su esposo Charles que junto a las visitas de su padre, el señor Bennet, son sus favoritas. La vida transcurre entre deberes domésticos y las responsabilidades de la finca. Todo es alegría y entusiasmo, se encuentran en la víspera del gran baile que se brinda en honor a Lady Anne, la madre de Darcy, lo que ocupa momentáneamente la mente de Elizabeth; pero pequeñas preocupaciones van surgiendo. La hermana menor de Darcy, Georgiana, empieza ya a pensar en el amor y un pequeño triángulo amoroso comienza a romper la tranquilidad de la finca, es esa misma tranquilidad, la que pone a reflexionar a Elizabeth y la hace preguntarse si los males del mundo exterior los alcanzarán.

"Aquí estamos sentados, a principios de un nuevo siglo, ciudadanos del país más civilizado de Europa, rodeados del esplendor de sus artes, y de los libros que enaltecen su literatura, mientras ahí fuera existe otro mundo que la riqueza, la educación y el privilegio pueden mantener alejado de nosotros, un mundo en que los hombres son tan violentos y destructivos como lo es el mundo animal".  Pág. 63.

Lentamente, olvidadas leyendas del bosque de Pemberley empiezan a recobrar vida. La antigua cabaña que en otros tiempo mandara a construir el bisabuelo de Darcy en el bosque, para aislarse del mundo, y que ahora era habitada por los Bidwell, una querida familia del personal de servicio, era nuevamente tema de conversación debido a lamentables hechos que ocurrieron allí en el pasado. Esto sumado a unas extrañas visiones de un presunto fantasma, han convertido al bosque en un lugar de respeto. Y como si todo esto fuera poco, la sombra de Wickham amenaza nuevamente con traer problemas a la reciente pareja.

"El señor Wickham, parece tener un extraordinario talento para crear problemas y avergonzar a las personas respetables". Pág. 176.

Este pequeño cúmulo de problemas no son más que el presagio de uno mayor. En una oscura y tormentosa noche, el escándalo llega hasta las misma puertas de Pemberley, existe la posibilidad de que haya ocurrido un asesinato en el bosque. Desde ese momento las investigaciones por parte de la policía y todo los procedimientos judiciales sumergirán a toda la casa en un completo caos, lo que  pondrá a prueba el honor y la respetabilidad de la familia completa.

P. D. James comienza la historia resumiendo las últimas acciones de los personajes de Orgullo y Prejuicio, en una especie de introducción para conducir al lector gradualmente hasta el comienzo de su relato. Aborda a los personajes de una manera sorprendente, como una verdadera extensión de la novela original, en donde cada una de las personalidades resultan muy auténticas y se comportan tal como lo deberían hacer; tanto la época como las costumbres, son una extrapolación perfecta de la ficción de Austen.

Entonces la autora nos sumerge en este universo de cotidianidad de Orgullo y Prejuicio, utilizando como argumento principal para dar continuidad a la historia, una investigación policial en base a un asesinato.
A pesar de la basta experiencia de P. D. James, no logró unir la trama del asesinato con la extensión de la novela original. Se produce una dicotomía, hay un conflicto evidente entre dos fuerzas que se repelen. El problema está en que la autora respetó demasiado a los personajes originales, no se arriesgó a tocar el inmaculado universo de Austen, apenas lo rozó superficialmente. Por lo tanto la trama del asesinato recayó en algunos personajes de bajo perfil de la novela original y en los que P. D. James agregó para dar sentido a su ficción. Por lo tanto se generó una excelente continuación de Orgullo y Prejuicio, algo así como un epílogo extendido, que va adquiriendo cuerpo y una trama propia con las preparaciones para el baile y el triángulo amoroso que protagoniza Giorgiana. La novela en sí, no requiere de un argumento policial, los personajes y la historia ya vienen cargados de rencillas y temas pendientes; acumulan una inercia natural.

El argumento policial entorpece el desarrollo natural de aquella inercia que tan bien supo llevar la autora en las primeras páginas. Debido a esto, cuando introdujo personajes del universo de Orgullo y Prejuicio, que no aportan nada a la investigación, parecen entradas injustificadas, entran y salen de escena solamente para exhibir sus destinos luego de seis años. Si la autora hubiera eliminado esas escenas, el argumento no se vería afectado, se extendió innecesariamente, quizá para complacer a los fans y a ella misma.

Esta trama policial impulsa el desarrollo de la historia pero no lo lleva por los mejores causes, somete a los personajes a un rutinario y tedioso proceso judicial, de investigación y juicio, lleno de reiteraciones de hechos, que a veces cansan. Pero no todo es tan malo, ya que le saca partido a Elizabeth y a Darcy, los pone en situaciones en que deben poner a prueba su empatía, en donde el egoísmo y el orgullo son sombras que los acecharan al momento de tomar sus desiciones. Pero aun así el asesinato se siente demasiado forzado y no encaja del todo, desaprovecha las bondades de los múltiples personajes y se asienta estructuralmente en el círculo más alejado de los Darcy. Por eso da la impresión de que hay dos argumentos paralelos que solo se encuentran en algunos puntos durante el desarrollo de la historia. Para que el argumento policial potenciara la historia positivamente hizo falta un detective y que los hechos involucraran de manera más profunda a los personajes principales de la historia. Es por esto que me pareció una trama policial muy débil, sin impacto, con giros imprevistos e ingeniosos pero muy poco emocionantes.

Aun así, la autora hace gala de su talento a la hora armar un misterio. A partir de retazos de diferentes líneas argumentarles teje una subtrama invisible al ojos del lector. El descubrirla es absolutamente necesario para resolver el caso. Utiliza un personaje clave como eje principal de las acciones, y es este personaje elegido por la autora el que entra y sale constantemente de aquella subtrama, dejando pistas para el lector.

El narrador es omnisciente, y en esta ocasión no se sitúa solamente en la perspectiva de Elizabeth, sino que también en la de Darcy, dándonos el privilegio de ser testigos de la forma de pensar de este famoso personaje. Ya no lo vemos desde fuera, ahora podemos apreciar sus contradicciones; las típicas de un hombre recto y justo, que a pesar de la tensa situación opta siempre por el camino correcto, dejando a un lado sus rencillas personales. A través de sus preocupaciones podemos ver a un Darcy profundamente influenciado por las tradiciones y normas de aquellos tiempos; pero a pesar de todo el adoctrinamiento al que fue sometido desde niño, rompió con todos los esquemas por amor.

"No podía lamentar haberse casado. Renegar de su matrimonio habría sido como renegar de haber nacido. Este le había traído una felicidad que no creía posible, un amor del que los dos niños hermosos y sanos que dormían en los aposentos infantiles de Pemberley eran promesa y garantía". Pág. 233.

El punto fuerte del libro es sin duda el reencuentro con los personajes de Orgullo y Prejuicio, el conocimiento de P. D. James sobre la obra de Austen raya en lo perfecto, el estilo y las formas de los personajes son impecables, es un verdadero regreso a Pemberley, pero esta vez para quedarnos por mucho más tiempo a disfrutar de la finca. Casi todos los personajes vuelven a aparecer en escena, la autora utilizó diversos recursos para incorporarlos poco a poco en el argumento ya sea de forma física, epistolar o son nombrados en alguna conversación. P. D. James logró mostrar el cuadro completo sobre el futuro de las familias Bennet y Darcy, aunque eso le valió despotenciar el argumento policial. Sin duda fue capaz de hacernos sentir que volvíamos a leer a Austen, pero sin ese talento para imbuir romance y pasión en cada una de sus letras.

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar

viernes, 18 de noviembre de 2016

Reseña Nº 119: Alcatraz contra los bibliotecarios malvados

Alcatraz contra los bibliotecarios malvados (Alcatraz #1)


Brandon-sanderson
Brandon Sanderson
Ediciones B
B de Block
320 páginas
Fantasía Juvenil

Todo es mentira, sí, el mundo como lo conocemos, es un engaño. La realidad es tan fantástica y extraña que se determinó ordenarla, organizarla y controlarla. Actualmente nuestros conocimientos han sido limitados por un pequeño grupo de elite. Nos mantienen dentro de la realidad que les interesa que conozcamos, para así poder controlarnos fácilmente. La información es la clave; los que la manejan tienen el poder. Los responsables de toda esta farsa son esas inofensivas personas que nos atienden en las bibliotecas, las que nos prestan los libros que nosotros "supuestamente" escogemos en libertad. El mundo en realidad es gobernado por un culto de bibliotecarios malvados. 

Tú, joven lector de fantasía, que soñabas con ciudades fantásticas y mundos desconocidos, déjame decirte que sí existen, pero nos los han ocultado desde siempre. Hay una lucha y una batalla constante entre los bibliotecarios y los habitantes de dichas regiones. Las ciudades del mundo que conocemos y habitamos, son conocidas como las "Tierras silenciadas", en las cuales se ha cambiado y manipulado la historia, mientras que los mundos que aún se resisten a ser dominados por los bibliotecarios y que son desconocidos para nosotros, son los llamados "Reinos libres". 

Yo, me he enterado de la verdad por medio de este libro, el cual es muy difícil de conseguir. En realidad, es una autobiografía encubierta en un libro de fantasía. Es el testimonio de un conocido héroe de los reinos libres, lo llaman el "Oculantista Dramatus", su verdadero nombre es Alcatraz Smedry. Él utiliza el pseudónimo de "Brandon Sanderson" para pasar desapercibido y evitar que los bibliotecarios eliminen su libro. Smedry a través de su historia quiere desmentir a los que lo tildan de héroe, dejando en evidencia su verdadera naturaleza; la de ser un despreciable cobarde y una mala persona.

¿Escribiría una buena persona un libro que os revela la verdadera naturaleza del mundo a todos vosotros, ignorantes gentes de las tierras silenciadas, para sumiros en el caos? ¿Escribiría una buena persona un libro que demuestra que Alcatraz Smedry, el mayor héroe de los Reinos Libres, no fue más que un adolescente mezquino? Págs. 25-26.

Alcatraz Smedry nunca conoció a sus padres y creció en nuestro mundo, en las "Tierras silenciadas", sin saber su verdadero origen. Fue pasando de un hogar adoptivo a otro constantemente, fueron decenas de parejas las que lo acogían y luego rechazaban debido a su naturaleza destructiva; es que Smedry rompía todo lo que tocaba con sus manos.

"Cuando era pequeño, los otros críos me llamaban patoso. Siempre estaba rompiendo cosas: platos, cámaras, pollos... Parecía inevitable que, cogiera lo que cogiese, acabara soltándolo, cascándolo, o liándola de algún modo". Pág. 17.

En su decimotercer cumpleaños Alcatraz recibe un extraño regalo por correo, enviado por sus padres, una pequeña bolsa con arena, la nota que la acompaña detalla que se trata de su herencia; aquel extraño regalo cambia completamente su vida. Desde ese momento comienzan a suceder extraños hechos que lo ponen al corriente de su verdadero origen. Él es originario de los Reinos Libres, y más aún, pertenece a una familia noble; los Smedry son "Oculantistas", poseen habilidades mágicas que se desarrollan por medio de lentes. Existe toda una gama de anteojos mágicos que solo los oculantistas son capaces de utilizar; y Alcatraz es uno de ellos. Poco a poco comienza a asimilar toda esta nueva información, incluyendo la posibilidad de que sus padres aún estén vivos. Los Smedry además de ser oculantistas, poseen talentos mágicos, muy extraños, y la capacidad destructiva de Alcatraz, es uno de ellos; debe aprender a controlarlo para usarlo a su beneficio.

Pero no todo es perfecto, la curiosa bolsa de arena que parecía tan insignificante, resultó ser muy valiosa, es una arena especial y las lentes que se fabriquen a partir de ellas inclinará la balanza de la guerra entre los Reinos Libres y los bibliotecarios, en favor del que la posea. El problema es que la arena ha desaparecido y Alcatraz deberá recuperarla, y para ello contará con la ayuda de algunos miembros de su familia. En su aventura deberá ir aprendiendo el arte de ser ocultantista y sobre todo a dominar su gran talento: "romper todo lo que toca".

"No hay ningún talento de los Smedry que sea del todo controlable, pero, si practicas lo suficiente, empezarás a dominarlo. Al final podrás romper cosas no solo cuando y donde quieras, sino también como quieras." Pág. 103.

Alcatraz Smedry alias "Brandon Sanderson" narra su historia en primera persona, y se toma muy en serio lo de ser un narrador protagonista. A cada instante y en los momentos más inesperados interrumpe su historia y se dirige al lector rompiendo la cuarta pared para invitarlo a reflexionar o hace cualquier comentario sobre cómo ser escritor; se divierte jugando con el lector. Al principio lo hace solo al iniciar los capítulos pero a medida que la historia avanza lo hace cuando en cualquier momento, incluso en medio de una escena de acción:

"...si alguna vez escribís una historia como esta, debéis saber una cosa: nunca interrumpas el flujo de una buen escena de acción para introducir explicaciones innecesarias". Pág. 212.

El narrador y autor del libro constantemente está engañando al lector y haciéndole comentarios, le entrega pistas para que resuelva ciertos enigmas, e incluso lo anima a retroceder a ciertos capítulos para que las busque. Le pone trampas y palabras falsas para llamar su atención. Todas estas interrupciones están tan bien entrelazadas con la historia original, que son un verdadero aporte, rompen la monotonía constantemente, dando la sensación de que el libro es una caja de sorpresas. Juega con la realidad a tal punto que define como fantasía las historias de los libros tildados de aburridos y llama reales a las historias donde la magia es la protagonista; es una tergiversación muy creativa por parte de Sanderson.

"Así que, cuando alguien intente daros un libro en cuya cubierta aparezca la mención al premio que ha recibido, sed amables y corteses, pero responded que no leéis "fantasía" porque preferís las historias reales. Después volved aquí y seguid investigando sobre el culto de bibliotecarios malvados que gobiernan el mundo" Pág. 59.

En este libro podemos apreciar rasgos característicos de las historias de Sanderson. Toma objetos inofensivos, comunes y corrientes, y los convierte en instrumentos mágicos muy originales, en este caso son las gafas o anteojos, las que son dotadas de fantásticos poderes. El segundo elemento infaltable en las historias de este escritor es su "magia con reglas". Los talentos mágicos de los Smedry, cumplen la regla de acción y reacción, es decir, tienen su parte buena como también su negativa, los que poseen la magia sufren las consecuencias de tenerla, tanto como sacan provecho de ella. Lo que sorprende es el ingenio del autor para convertir defectos personales, en talentos mágicos, en un alarde de poder creativo impresionante. Y además es una magia intransferible, de carácter genético, por mucho que una persona se esfuerce no puede tener los poderes si no está en sus genes, esta es otra regla que Sanderson nunca rompe, y hace que sus personajes recurran a soluciones creativas, evitándoles tomar el camino fácil de obtener magia de la nada.

Quizá el punto bajo del libro es la falta de vértigo, la historia no alcanza a tener esa intensidad en los momentos finales que es tan característico de este autor, aunque el tipo de narrador que utiliza cubre muy bien ese vacío. Otro punto en contra es el formato de entrega; es una saga, y éste es apenas su inicio, lo que obliga a estirar la historia más de lo habitual. Por lo que en el libro la acción solo transcurre en las tierras silenciadas y no veremos poner un pie al protagonistas en los Reinos Libres hasta la segunda entrega.

En todo momento la sorpresa del protagonista de verse sumergido de pronto en un mundo completamente nuevo resulta bastante creíble, vive el proceso desde la primera a la última página de ir aceptando el nuevo paradigma. Y de forma muy ingeniosa el autor nos convence que nuestra tecnología es obsoleta comparada con la de los Reinos Libres, que viven en un mundo pseudomedieval, siguiendo la línea contradictoria de toda la historia que nos muestra el lado útil y positivo donde normalmente vemos complicaciones y defectos.
El libro viene cargado de geniales ilustraciones que facilitan el entendimiento de las descripciones del texto y complementan las ideas visuales del autor.

Aquí podemos apreciar a Alcatraz un poco complicado.
En general es la primera entrega de un saga que cumple con las expectativas. Hay mucho de la esencia del autor en sus páginas y está cargada de un humor bien especial a cargo del curioso narrador, que afirma no ser Brandon Sanderson pero que sí lo conoce, y que al ser un delirante autor de fantasía, el libro en sí y sus secretos, pasaran desapercibidos a los ojos de los malvados bibliotecarios.

"...ese hombre es un autor de fantasía, y por tanto, es propenso a sufrir inútiles accesos de ideas delirantes que plasma en forma literaria". Pág. 297. 

Yo, como blogger me he arriesgado a divulgar esta información, no me parece justo que vivamos de mentiras y engaños. Espero que los bibliotecarios no atenten contra mí o puede que ésta sea mi última entrada. Curiosamente desde que adquirí el libro, mi carnet de biblioteca ha sido anulado...

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar; cuídense de los bibliotecarios. 

lunes, 14 de noviembre de 2016

Reseña Nº 118: Laura & Dino

Laura & Dino 

elige-un-libro
Alberto Montt
Penguin Random House
Reservoir Books
134 páginas
Cómic-Viñetas-Novela gráfica

Laura & Dino es el reciente libro publicado por el ilustrador Chileno Alberto Montt. Nace de la necesidad de plasmar la vida con su pequeña hija de una forma diferente, menos fría que con una cámara fotográfica, por lo que decide crear un álbum de momentos a través de viñetas. Montt toma la forma de un dinosaurio; específicamente de un peluche de dinosaurio que su hija adora. De esta manera caricaturiza y conserva para el recuerdo los momentos más emotivos de su vida con Laura.

Las viñetas transcurren en un universo cerrado, en donde los únicos personajes que interactúan son Laura y Dino, prevaleciendo siempre un trasfondo de cotidianidad hogareño. Dino es un Diplodocus de ciento cincuenta millones de años y Laura una pequeña niña de cuatro. Tienen una relación padre e hija muy especial. Mientras Dino intenta cumplir con todas las responsabilidades de un padre, desde las cosas más básicas como la alimentación hasta las más complejas como ir preparando a su hija para que pueda defenderse en el mundo, sufre constantemente las represalias de Laura cuando no quiere obedecerlo, que consisten en ingeniosas respuestas que sorprenden tanto a Dino como a cualquier lector.


Lo que más llama la atención es el contraste entre una niña humana y un padre dinosaurio, si bien Dino tiene las típicas preocupaciones de un padre, se le suman también los problemas de ser adulto, como los desordenes alimenticios, sobrepeso, mal estado físico, exceso de trabajo y la dependencia de la tecnología, sin embargo tampoco pierde ni elimina su parte jurásica; es un peluche de dinosaurio muy humanizado. Esta combinación entre hombre y dinosaurio enriquece mucho las viñetas otorgándoles un humor muy variado y creativo.


Laura es un niña muy inquieta e inteligente, constantemente está rebatiendo las ideas de su padre, ya que pasa con él mucho tiempo, a pesar de ello no le gusta cuando la deja a un lado por asuntos de trabajo. Cuando están juntos se dedican a jugar al ajedrez y a todo tipo de juegos que a ella se le ocurren. Cuenta con él en sus momentos más tristes y también en los más alegres, le comunica sus dudas sobre la sociedad y el mundo en general. Su inocencia le permite decir las cosas sin pensar, sin filtro, lo que le brinda una autenticidad que raya en lo adorable. Ella es un claro ejemplo de como los niños perciben el mundo, saca sus propias conclusiones a través de lo que su padre le proyecta. Su gran debilidad es el helado de chocolate.


Las viñetas son muy breves, utilizando un lenguaje contingente y con pocas palabras, transmite ingeniosas ideas que finalizan con la estupefacción del lector ante un humor inteligente, tierno y reflexivo; es una graciosa forma de mostrar lo maravillosa que puede ser el vínculo entre padres e hijos. Se deja entrever una relación mutuamente provechosa; lo hijos aprenden de los padres y viceversa. Es un libro que transmite alegría, positivismo, es un compendio de emociones constructivas. Sin duda invita a apreciar la alegría que nos transmiten los hijos, y a estrechar fuertemente los lazos familiares.



Las mayoría de las viñetas son autoconclusivas, salvo algunas que siguen un mismo hilo, dando la impresión de que se cuenta un historia lineal. Con mucha facilidad el autor nos sumerge en este micromundo de cotidianidad de Laura & Dino.

La edición de Penguin Random House en su sello Reservoir Books es preciosa. Las imágenes son lo bastante grandes y coloridas para que grandes y chicos disfruten de ellas. Con detalles muy bien cuidados, me parece una edición de lujo.


Muchas gracias a Penguin Random House Chile por el envío del ejemplar

viernes, 11 de noviembre de 2016

Reseña Nº 117: La máquina de imaginar cosas

La máquina de imaginar cosas 


Marcelo Simonetti
Cristian Turdera
Penguin Random House
Beascoa
32 páginas
Infantil

El escritor Chileno Marcelo Simonetti junto al ilustrador y diseñador Argentino Cristian Turdera publican este maravilloso cuento infantil que rescata el valor y el poder de la imaginación de los niños. Dirigido a un público infantil, el libro no resulta un desafío fácil para los lectores adultos, quienes deberán recurrir a su niño interior para poder descifrar el mensaje de esta preciosa historia.

Juan es un niño que tiene un curioso pasado familiar, al abuelo de su abuelo, le gustaba enterrar cosas alrededor de su casa. Y los hijos, las generaciones siguientes, han desenterrado tesoros fantásticos:

"Habían encontrado: las rayas de un tigre, los anteojos de un cíclope, el diccionario de una muñeca rusa, un pedazo de arco iris, dos plumas del ave fénix". 

Estos singulares descubrimientos, encendieron en todos ellos la curiosidad y la esperanza de encontrar algo más grande, ya que aquellas cosas podían ser vestigios de un gran y fantástico tesoro. 


Juan es un niño muy imaginativo, que disfruta visitando la casa del abuelo de su abuelo, se siente realmente vivo rememorando aquellas historias. Pero el tiempo pasa y la inevitable adultez llega cargada de responsabilidades, las cuales copan la mente de Juan, haciéndole perder lentamente la luz de la imaginación que vivía dentro de él, volviéndolo un ser rutinario y gris.

"Pero su imaginación es un páramo, un yermo, un sótano triste. Ya no imagina como antes. El trajín de la ciudad ha terminado por vaciarla".



¿Podrá Juan recuperar su capacidad de imaginar? Quizá los recuerdos de su infancia y el tesoro del abuelo de su abuelo sean su única esperanza.

Al ser un cuento infantil, el autor utilizó un texto muy reducido, los niños no necesitan de arduas descripciones para poder ir dando forma a una historia en su cabeza. Tanto Marcelo como Cristian apelan a la capacidad perceptiva y a las emociones de los niños, cada palabra está perfectamente calculada, evita las ideas directas, apoyándose en la aptitud imaginativa de los pequeños lectores, por lo que el libro está lleno de frases que estimulan los sentidos e invita a percibir olores, colores y sonidos. 

El protagonista constantemente evoca recuerdos del pasado, el paso del tiempo es fundamental en la historia. En la primera parte cuando es un niño, son los recuerdos de las historias que contaban sobre el abuelo de su abuelo lo que lo estimula a cerrar los ojos e imaginar; hay algo en un pasado no tan lejano, recuerdos que mantienen viva su capacidad de asombro. Luego, cuando ya es adulto, ese recuerdo se vuelve más lejano, más distante en el tiempo, casi desapareciendo, lo que ha ido causando proporcionalmente la perdida de su capacidad de imaginar cosas. 
Por medio de indicadores visuales tan simples como el largo de hierba o el deterioro de algún objeto, el autor va marcando el paso del tiempo de forma visual, sin definirlo por años, sin fechas, no lo limita a mediciones temporales, dejando que la imaginación del lector trabaje. 


La transición entre niñez y adultez, es bastante drástica, marca un antes y un después que queda grabado en la mente del lector, es un contraste muy bien logrado, ideal para comparar los días coloridos en que Juan podía imaginar, con lo grises días rutinarios de empleado adulto. En el momento en que Juan acude a viejos recuerdos es cuando se produce el giro de la historia, en donde el hombre adulto incapaz de volver al pasado, comienza a transformarse, se produce la fusión de una lógica adulta con la imaginación infantil perdida; es un pasaje que el autor describe con metáforas preciosas. Eso da paso a ciertos hechos que generan el punto de inflexión del cuento y despierta la curiosidad en el lector para que descubra por sus propios medios el tan anhelado final de la historia. 

Las ilustraciones cumplen un papel fundamental en el libro. El texto es muy reducido y es desplazado hacia las esquinas de las páginas, dejando que las imágenes sean las protagonistas. Hay una unión de fuerzas entre texto e imágenes, se complementan, cuentan la historia en conjunto. Las palabras vienen cargadas de fuerza y un simbolismo muy concentrado, por lo que para equilibrar la participación, las imágenes cuentan con más espacio para desenvolverse. A través de ellas el ilustrador juega con los colores. Donde hay vida e imaginación los colores se acentúan, en contraposición con los tonos más apagados donde hay olvido y monotonía. Los detalles de cada una de ellas son muy importantes, hay que dedicar tiempo y detenerse a mirarlas para captar todas sus particularidades, porque una parte del cuento es contada por ellas, son la extensión del texto, amplifican el mensaje. 
Hay una proliferación de figuras humanas que manifiestan la presencia de un mundo interior y otro exterior que no es más que el reflejo del primero. 


Al principio de la reseña comenté que este libro es un desafío para adultos, parece de lectura rápida, pero no lo es, hay que dedicar tiempo para comprender cada palabra y cada detalle de las imágenes. Los niños podrían pasar horas mirando cada página al igual que un adulto, pero para ellos es más fácil, tienen intacta su capacidad para imaginar. A mí personalmente me costó mucho dejarme llevar por la imaginación, mi niño interior está algo apagado, el texto en sí pone a prueba esa aptitud y ayuda a evaluar en un persona adulta el estado de su capacidad imaginativa. 

En este libro tanto Marcelo con sus letras y Cristian con sus ilustraciones logran ponerse en sintonía con los más pequeños. Y de paso, invitan a los adultos a ponerse en contacto con su niño interior.

Muchas gracias a Penguin Random House Chile por el envío del ejemplar




miércoles, 9 de noviembre de 2016

Reseña Nº 116: Cumbres borrascosas

Cumbres borrascosas (1847)

elige-un-libro
Emily Brontë (1818- 1848)
Penguin Random House
Debols!llo (2015)
410 páginas
Clásico

A principios del siglo XIX, un hombre decide ir a vivir a uno de los lugares más solitarios del reino, en los desolados páramos de Yorkshire al norte de Inglaterra, el señor Lockwood ha rentado "La granja de los Tordos". Pero su propietario, el señor Heathcliff vive muy cerca en un finca aledaña llamada "Cumbres borrascosas", cuyo nombre se debe al particular clima tormentoso que afecta aquella zona.

"El elocuente adjetivo regional describe el tumulto atmosférico al que está expuesto el lugar en un clima tormentoso. En efecto, en todo momento han de tener allí una ventilación pura y vigorizante." Pág. 10.

Cumbres borrascosas y la Granja de los Tordos se encuentran separadas por una distancia que permite la comunicación entre ellas. El pueblo más cercano, "Gimmerton", está mucho más alejado, por lo que las dos fincas viven asiladas del mundo. 

El señor Lockwood decide hacer una visita de cortesía a su casero. Una vez en Cumbres borrascosas, y debido a una serie de acontecimientos, termina conociendo a los extraños habitantes de aquel lugar, que lo dejan bastante impresionado e intrigado. El señor Heathcliff pasa de ser un cuarentón indiferente a los ojos de Lockwood a uno altanero y violento; su extraña nuera que ronda los diecisiete años se muestra fría y repelente; y el joven Hareton Earnshaw que supera los veinte años de edad, cuya posición en la casa no pudo determinar, se comportaba ruda y groseramente. El clima era realmente hostil, estos personajes no ocultaban el odio que se profesaban entre ellos.

"No era posible que un día tras otro se sentaran a la mesa tan severos y taciturnos ni que, por muy malhumorados que fueran, aquel ceño universal que traían fuese su semblante a diario". Pág. 20.

El señor Lockwood luego de regresar a la Granja de los Tordos, consulta a Ellen Dean, su ama de llaves, si sabe algo del pasado del extraño señor Heathcliff y sus acompañantes de Cumbres borrascosas. Ellen Dean como hija de una sirvienta de las familias más antiguas del páramo conoce todos los detalles de una historia épica que se remonta a más de veintitrés años en el pasado.

Hace tres generaciones los dueños de Cumbres borrascosas era la familia Earnshaw. Compuesta por el señor y la señora Earnshaw y sus dos hijos Catherine y Hindley, que se jugaban junto a la hija de la sirvienta, la pequeña Ellen Dean. Un día el señor Earnshaw, luego de un viaje a Liverpool, trajo consigo a un pequeño niño que encontró abandonado en las calles, lo que provocó de inmediato pequeñas rencillas familiares.

"La señora Earnshaw estuvo a punto de sacar esa cosa de la casa: se encolerizó y preguntó a su esposo cómo se le había ocurrido traer a aquel gitano mocoso, cuando ya tenían a sus propios hijos que alimentar y defender, qué pensaba hacer con él y si se había vuelto loco". Pág. 49.

El pequeño finalmente fue incorporado al hogar y le pusieron el nombre de Heathcliff. La infancia con sus nuevos hermanos fue dura y difícil, aunque en el fondo fue forjando un fuerte lazo con Cathy.
El aislamiento en que vivían en aquel lugar sólo les permitía entablar relaciones con la finca más cercana: La granja de los Tordos, perteneciente en aquellos tiempos a la familia Linton. Una familia de mucha alcurnia y elegancia cuyos hijos contrastaban con el salvajismo de los pequeños Earnshaw.

A medida que el tiempo pasaba y los niños crecían, se relacionaban cada vez más con los hijos de los Linton: Edgar e Isabella. La influencia de ellos en la vida de los Earnshaw terminó abriendo brechas de odio más intensas de las que ya existían entre los hermanos. Desde la adolescencia hasta la adultez, el odio y la pasión contenida de los niños, explotó con toda su intensidad. Se levantaron entre Catherine y Heathcliff barreras infranqueables puestas por ellos mismos. Por un lado Cathy no estaba dispuesta a perder la oportunidad de seguir los pasos naturales para integrarse a la sociedad, mientras Heathcliff en represalia se entrega a una venganza enloquecida y desenfrenada. Se produjeron bodas por capricho, otras por amor, y también por venganza. La astucia y el poder del dinero fueron el instrumento por el cual se infringían mayor dolor. Los hijos resultantes de aquellas uniones llegaron al mundo en medio de la tempestad provocada por la ira, la pasión y el rencor. Pero el lazo entre Catherine y Heathcliff jamás se rompió, a pesar de las desavenencias, su amor y pasión eran tan devastadores que ni ellos mismos lo podían controlar.

"Es difícil perdonar, y mirar esos ojos y sentir esas manos consumidas. ¡Bésame otra vez sin que te vea los ojos! Te perdono por lo que has hecho. Amo a mi asesina, ¡pero no amo al tuyo! ¿Cómo podría perdonarle!" Pág. 200.

Cumbres borrascosas es una tempestad de sentimientos y emociones humanas llevadas al extremo, sus personajes no tienen términos medios, ellos viven y sienten con toda la intensidad de su alma. No se equivocan los que tildan este libro de único e irrepetible, difícilmente otro autor tendrá la capacidad de Emily Brontë de manejar a estos hombres y mujeres de distintas generaciones, que se muestran constantemente violentos y explosivos a la más mínima provocación. El ambiente intrigante y asfixiante que crea, da pie para los actos más traicioneros y recorosos. El arte de la autora está en sujetar las riendas de estos personajes a tiempo, en no dejar que se desboquen, los lleva al límite sin dejarlos pasarse de la raya, evitando desfigurarlos con exageraciones, y no lo hace una vez, lo hace durante toda la novela, incluso desde las primeras páginas, manteniendo la intensidad a cada instante.

¡Sabes que mientes cuando dices que te he matado, Catherine, sabes que antes podré olvidar mi propia existencia que olvidarte a ti! ¿No le basta a tu egoísmo infernal con saber que cuando tú halles la paz yo estaré retorciéndome en los tormentos del infierno?". Pág. 200.

Utiliza un estructura narrativa muy creativa, cuya función principal es captar la atención del lector, motivándolo a leer una extensa historia familiar, muy necesaria para construir el carácter de cada uno de los personajes. La pieza fundamental para que la estructura funcione es el señor Lockwood.

El papel del señor Lockwood es la de representar al lector, viene desde afuera, desde la calma y de pronto se encuentra sumergido en este cuento tormentoso; mira y observa con los ojos del lector. Da los primeros pasos al mismo tiempo que el lector lleva las primeras líneas y desde el comienzo se encuentra con un indiferente Heathcliff y unas mascotas nada amigables. Sin darnos cuenta la tormenta ya nos alcanzó. A través de este personaje la autora nos descoloca de forma brillante, nos llena de intriga. Nos presenta a estos extraños hombres y mujeres que viven en Cumbres borrascosas que parecen no tener nada que ver el uno con el otro, se insultan, se alzan la voz y se manifiestan un profundo odio. ¿Por qué se odian? ¿por qué se tratan y comportan así? ¿cómo se relacionan? Son algunas de las muchas interrogantes que nacen espontáneamente con solo leer los dos primeros capítulos. Y el señor Lockwood es el que intercede por nosotros y busca una respuesta. Y da pie para que Ellen Dean nos relate la historia desde el principio, ya con el interés creado y la predisposición del lector a poner atención.

Desde ese punto la autora da un salto temporal hacia el pasado. Pasa de principios del siglo XIX a finales del siglo XVIII, utilizando a Ellen Dean como la narradora, cuyo papel como hija de sirvienta y luego como sirvienta propiamente tal, es fundamental para que presencie todos lo hechos claves que relatará. Brontë se arriesga y se prepara a contar una extensa historia que podría resultar monótona, pero rompe hábilmente la pared temporal en varias ocasiones con las interrupciones del señor Lockwood y en otras la señora Dean relata hechos que no presenció, pero fue informada de ellos tanto de forma epistolar como directa, generando el efecto de una historia dentro de otra historia.

Finalmente este cuento del pasado que corre de forma paralela con el tiempo presente, termina uniéndose a la línea temporal original, produciéndose el desenlace meses después de la escena que da inicio a la novela.

Esta estructura narrativa tan singular, permitió una caracterización a fondo de los personajes, nos dio la posibilidad de verlos crecer, lo cual resulta fundamental para la credibilidad de sus actos en el futuro. Para dotarlos de esa intensidad y pasión, no solo debe hacerlos actuar así, eso podría resultar falso; poco creíble a los ojos del lector. Por eso los prepara, los pone en terreno fértil y los encauza en una vida que propicie su comportamiento. La primera medida que toma es aislarlos, los priva del contacto con otras costumbres, por lo que los obliga a relacionarse solamente entre ellos. Esa constante, irrita diariamente sus relaciones. Tanto los Linton como los Earnshaw debido a este aislamiento, son desde un principio familias bastante ariscas. Sumado a que los Earnshaw tienen menos clase, viven más al aire libre, y disfrutan de una manera más salvaje el páramo. Emily, a pesar de contar con este ambiente cargado, necesita un detonante, alguien que venga del exterior que provoque la tormenta. Para ese propósito llega Heathcliff, cuyos orígenes no se conocen, lo que le da libertad a la autora de utilizarlo como el último ingrediente de la tempestad.

La pasión entre Heathcliff y Catherine Earnshaw es el elemento estructural principal; es el ojo de la tormenta. A partir de ellos se originan muchos de los odios y rencores de la historia. Su lazo tan fuerte e indestructible, se explica en parte por haber crecido juntos. Ellos son hijos del páramo, se dejan llevar por los vaivenes de la naturaleza, son almas salvajes, indomables, que corren sin control. Su pasión no es de dar y recibir, ellos lo quieren todo, son caprichosos; es un amor violento y autodestructivo. Están hechos de vegetación, de nieve, de barro; se respira la esencia del páramo de Yorkshire en cada una de las páginas que protagonizan. Su historia de amor rompe con todos los cánones clásicos, es un amor desesperado y atormentado. Por lo cual el final no es el típico de las historias de amor, y para eso la autora incorporó unos giros muy interesantes en medio de la novela, con los que corrió el riesgo de quitar intensidad a una historia que no se permite treguas. Pero todo lo soluciona con los hijos, los herederos de la tormenta, esa sangre nueva es la que potencia nuevamente el relato y ayuda a dirigirlo hacia el final catastrófico ideado por Brontë para Cathy y Heathcliff. Ese final trágico que trasciende las fronteras del mundo de los vivos, y los lleva hacia la eternidad.

¿No es cierto que es usted desgraciado? ¿No es cierto que está solo como el demonio y es envidioso como él? ¡A usted no le quiere nadie, y nadie le llorará cuando se muera! ¡Yo no me cambiaría por usted! Pág. 349.






jueves, 3 de noviembre de 2016

Reseña Nº115: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968)

elige-un-libro
Philip K. Dick
273 Páginas
Editorial Planeta
Booket
Ciencia ficción

Antes de comenzar la reseña propiamente tal, quería hacer un par de aclaraciones. El título original del libro es: Do Androids Dream of Electric Sheep? que es traducido al español como ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? 
Blade Runner es el nombre de la película que se estrenó en 1982 basada en la novela de Philip K. Dick, la cual no he visto pero he leído que difieren en varios aspectos, por lo que no entiendo que un libro tan legendario para la ciencia ficción lleve el título de la película y como subtítulo el epígrafe original. 

Publicado en 1968, nos plantea un futuro decadente de la Tierra. A principios de la década del noventa solo quedan los restos de una civilización humana diezmada por la guerra. La llamada "Guerra Mundial Terminus" ya es solo un recuerdo, pero el polvo radiactivo en suspensión que provocó y que desde entonces oculta la luz solar, continúa acabando con los pocos seres humanos que aún viven ahí. 

"El ambiente matinal gris plomizo, salpicado de motas riadiactivas y capaz de ocultar el sol, se desparramaba a su alrededor, irritándole la nariz; aspiró involuntariamente el olor de la muerte". Pág. 19. 

Esta contaminación provocó que muchos seres humanos murieran y obligó a los demás a emigrar a otros planetas como Marte. Los androides orgánicos usados en la guerra se modificaron y fueron utilizados para ayudar a colonizar los nuevos mundos alienígenas. Los pocos humanos que quedaron en la Tierra son los que no fueron elegidos para emigrar debido a su bajo nivel intelectual o simplemente porque no quisieron ir. Ellos son los más resistentes genéticamente; los que han podido soportar la contaminación. Viven de empleos muy diversos y sus residencias son los grandes edificios abandonados que dejó la masiva muerte y emigración de personas. Sus vidas consisten en trabajar para vivir y mantener su estatus social durante la vida que les resta, sin importar que el mundo se caiga a pedazos a su alrededor.

Los animales se extinguieron casi por completo. Por lo que tener un animal vivo como mascota es un símbolo de estatus, pero son sumamente costosos. Desde un ratón hasta un caballo o vaca, son regularmente vendidos en el comercio establecido. Y para las personas que quieren cuidar las apariencias y no tienen el dinero suficiente, están los animales eléctricos, mascotas completamente artificiales; replicas perfectas de un animal real. Todas los ciudadanos tienen y cuidan de un animal, mientras más caro sea el animal, mejor es la condición social del individuo. El materialismo y el consumismo siguen reinando en un mundo holocáustico.

"Como inversión a largo plazo consideramos que la cabra, sobre todo la hembra, ofrece insuperables ventajas para el propietario de animales serio".  Pág. 192.

Las grandes corporaciones que fabrican androides, se han instalado en Marte y desde allí han ido mejorando sus diferentes modelos. Cada día los androides se fabrican más inteligentes, lo que ha provocado que algunos se fuguen de Marte y busquen refugio en la Tierra, donde es difícil encontrarlos ya que son seres orgánicos idénticos a un ser humano. La policía se dedica a identificarlos y destruirlos. Para eso somete a los posibles sospechosos a un test, en el que se evalúa un rasgo que los androides no poseen: "La empatía".

"La empatía era algo particular a la raza humana, mientras que es posible encontrar cierto grado de inteligencia en todas las especies, incluido los arácnidos. Se debía seguramente a una razón: la facultad empática probablemente exige un instinto de grupo definido". Pág. 44.

En este mundo vive Rick Deckard, que trabaja en el departamento de policía de San Francisco recibiendo un sueldo base muy escaso, ya que su trabajo es bastante especial. Él es un cazarrecompensas, aumenta sus ingresos por medio de bonificaciones al eliminar androides prófugos o como ellos le llaman, "Andys". 
Los últimos modelos de Andys son los Nexus-6, los cuales poseen un cerebro mucho más avanzado y complejo.
Un grupo bastante numeroso de Nexus-6 provenientes de Marte, han abandonado su esclavitud y por medio de actos violentos han llegado a la Tierra y se han escondido en la ciudad de San Francisco, su nivel de inteligencia ha causado problemas a la policía para atraparlos, por lo que Deckard deberá emplear toda su astucia en identificarlos y aniquilarlos por su porvenir económico y posición social.

En este juego del gato y el ratón, donde Deckard deberá ir identificando y asesinando a los Nexus-6, el autor irá retratando las principales características de esta sociedad decadente. Pone a los seres humanos en una posición tal que desvela parte esencial de su naturaleza, como su necesidad de creer en algo, su miedo al silencio, su materialismo, consumismo y su deseo de pertenecer a un grupo. Para suplir estas necesidades que se han generado debido a la poca presencia de seres humanos en el mundo, crearon diferentes aparatos tecnológicos que suplen estas carencias. Para aplacar el silencio absoluto que es algo cotidiano, la televisión es fundamental; transmite un único canal y único programa durante horas y horas. Para apaciguar la soledad física y espiritual, existe una máquina especial que conecta a los individuos en una especie de realidad virtual religiosa llamada "El Mercerismo" en donde las personas forman parte de una conciencia conjunta. Y si los estados de ánimo no andan bien se puede utilizar un aparto electrónico que provoca una estimulación cerebral artificial, según lo requiera el usuario.
Se ha echado mano a la tecnología para mantener el equilibrio natural de las personas.

"Ahora entiendo cómo se sufre cuando estás deprimido. Siempre creí que te gustaba y que en cualquier momento podías salir de ahí, si no sola, al menos sí con la ayuda del climatizador de ánimo". Pág. 198".

Este hombre que caza androides de forma legal como acto reflejo del diario vivir, comienza a cuestionarse. Pasa de la certeza absoluta de que lo que hace está bien, a dudar progresivamente. ¿Son realmente los androides cosas sin vida? ¿Tendrán sueños? ¿Soñarán con tener un animal, una oveja eléctrica? En el transcurso de los acontecimientos, estos androides orgánicos que tienen una vida útil muy corta, de unos pocos años, parecen estar más vivos que los propios seres humanos poseedores de una vida mucho más larga.  Deckard deberá afrontar el descubrimiento de su propia identidad que al mismo tiempo deberá traicionar.


El libro es muy ameno y rápido de leer, es ligero. En un principio cuesta un poco adaptarse al nuevo mundo que nos presenta el autor. Ya que el narrador es omnisciente pero deja que a través de los diálogos se construya el cuadro completo de la sociedad. Luego la novela se agiliza mucho y las páginas vuelan, hay giros programados; el autor cada cierto tiempo descoloca al lector y al protagonista para aumentar el ritmo de la historia inesperadamente. La constante introspección del protagonista genera las mejores escenas reflexivas. Es un libro que definitivamente te invita a pensar, al mismo tiempo que te entretiene y asombra.