Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

martes, 17 de enero de 2017

Reseña Nº 133: El imperio final

El imperio final (Mistborn I)


elige-un-libro
Brandon Sanderson
Ediciones B
Nova
674 páginas
Fantasía épica


El imperio final es una nación ficticia con una ambientación de carácter medieval. En donde hace mil años el cielo no ha dejado de estar cubierto de humo y cenizas. El sol se ha mantenido con una tonalidad rojiza y abrasadora, dificultando la sobrevivencia de las plantas; y las pocas que crecen presentan tonalidades marrones y enfermizas. Durante las noches las brumas inundan las calles y los campos, dificultando la visión, y ocultando a extraños seres que reptan por la oscuridad; son espectros de la bruma.

"No en las brumas de las afueras de la ciudad... Allí hay espectros de la bruma. Atrapan a un hombre y le roban la cara..." Pág. 76. 

Este mundo es gobernado por el lord Legislador, un ser que es considerado una sección independiente de una divinidad superior. Con un poder extraordinario, somete y domina de forma tiránica y represiva a la nación. Cuenta la leyenda que hace mil años el lord Legislador derrotó una terrible amenaza para la humanidad, llamada "La profundidad", y desde entonces ganó su puesto como jefe máximo del imperio, cuyo centro se encuentra ubicado en la ciudad amurallada de Luthadel.

Plano de la ciudad de Luthadel

La estructura social de este mundo es muy simple, hay nobles y pobres. Estos últimos son los llamados skaa, son los más numerosos y se han mantenido sometidos a condiciones precarias. Son prácticamente esclavos, le pertenecen al lord Legislador y son arrendados a los nobles. En el campo trabajan en plantaciones y en la ciudad en fabricas y talleres. Viven hacinados y con hambre. Se dice que es su castigo por ser los descendientes de una facción que no apoyó al Lord en los primeros años de su gobierno.
Los nobles descienden de los que sí apoyaron al gobernador. Y como premio no solo tienen estatus y riquezas, sino que también se les otorgaron poderes que se manifiestan aleatoriamente en su descendencia. A ese poder se le denomina "Alomancia".

La Alomancia es la magia con la que una persona puede extraer poder del metal. Sí, los metales guardan poderes de forma natural en su interior y los Alománticos tienen la virtud de poder extraerlo y utilizarlo. Pero hay reglas, la única forma en que pueden utilizar ese poder es tragando un diminuto fragmento. Una vez en el estómago el alomántico puede sentir el poder. A la acción de utilizarlo se le denomina "Quemar el metal", porque mientras lo ocupan se va agotando en su interior. Hay ocho metales básicos y unos cuantos con poderes ocultos, aún por descubrir.
Los nobles tienen la capacidad de engendrar hijos con estos poderes, pero son pocos los que nacen con ellos, son rarezas. Hay dos tipos de Alomáticos. Los que tienen la capacidad de obtener el poder de un solo metal; son conocidos como "Brumosos". Y los que tienen la capacidad de utilizar el poder de todos los metales, ellos son los más poderosos y los más raros de todos, son muy pocos en el mundo, a ellos los llaman los "Nacidos de la bruma" o "Mistborns".

Por esta razón los nobles no deben tener descendencia con los skaa. Porque si un noble tuviera un hijo con un skaa, los estaría privilegiando con poderes que les están vetados. Pero eso no reprime a los nobles de abusar sexualmente de las esclavas cuando lo desean, la única condición que tienen que cumplir es matarlas luego de tener sexo con ellas. Y sí llegara a nacer un hijo, también debería ser eliminado. El poder no debe transmitirse a los esclavos.

Lord Legislador para mantener a los nobles y a los skaa controlados cuenta con Obligadores e Inquisidores. Ambos grupos poseen poderes alomáticos, pero son los Inquisidores los más temibles, son extrañas bestias humanoides con clavos enterrados en el cráneo en lugar de ojos y que presentan poderes mucho más allá de la alomancia tradicional; sus fuerzas son un verdadero misterio. Y en la cúspide se encuentra el lord Legislador, un alomántico inmortal, con poderes divinos, que tras cientos de años nadie a podido matar.

A pesar de la férrea vigilancia de los Inquisidores y los Obligadores, algunos nobles han dejado escapar mujeres e hijos ilegítimos. Lo que ha causado que entre los skaa comenzaran a aparecer algunos "Brumosos" e incluso algunos "Mistborns", que siempre deben estar escondiéndose y ocultándose, ya que los Inquisidores los cazan.

Kelsier es un hombre de treinta y cinco años que ha escapado hace poco de la prisión en que lo encerró el lord Legislador. Pero ya no es el mismo, él es mitad noble y mitad skaa, y se ha convertido en un nacido de la bruma; en un "Mistborn".  Con un manejo soberbio de los poderes de los metales, Kelsier intentará causar una rebelión para derrocar al imperio final. Pero no podrá solo, necesitara de hombres de confianza para trazar un plan. Es así como se le unen unos hábiles Brumosos que lo apoyarán en su loca idea, como también una pequeña ladrona de dieciséis años llamada Vin. Juntos harán un equipo formidable para enfrentarse y acabar de una vez por todas con la tiranía del lord Legislador, mientras se ocultan de sus Obligadores e Inquisidores.

"¿Robar la fortuna de lord Legislador y derrocar su imperio no es suficiente?. -No -respondió Kelsier-. Si puedo también voy a matarlo". Pág. 94.

En este mundo creado por Sanderson, donde la ceniza cae como nieve ensuciando la ciudad y los campos durante el día, y donde las brumas se apoderan de la noche. Nos presenta a dos personajes que serán el hilo conductor de la historia: Kelsier, el superviviente de Hathsin y Vin la pequeña ladrona skaa adolescente. Ellos encarnan la esperanza de una sociedad oprimida y esclavizada; invitan a no rendirse, a pelear por la libertad y el reflorecimiento de la vida. Porque no solamente el pueblo está oprimido por el lord Legislador, sino que también por la extrañas condiciones climáticas que los envuelven en un ambiente asfixiante y avasallador. El pueblo, los skaa, no tienen ninguna posibilidad de rebelarse, aunque lo han intentado en muchas ocasiones fallidas a lo largo de los años. Están completamente sometidos y les hace falta un gran empujón y una buena oportunidad para librarse de las ataduras, y Kelsier ayudado por Vin y un gran equipo de amigos serán los encargados de motivarlos y además de crear dicha oportunidad.

El libro inicia con Kelsier, dando a conocer al personaje mediante escenas que van dejando relucir sus misteriosos poderes, para luego dar paso a Vin, una skaa que para sobrevivir debe pertenecer a una banda de ladrones, en donde debe soportar golpizas, hambre e intentos de abusos sexuales. Es una chica dura, capaz de soportar intensos dolores, y con la habilidad de esconderse a plena vista para pasar desapercibida. Con estos dos personajes Sanderson enmendó uno de los fallos que tuvo en "El aliento de los Dioses", donde dejó demasiado tiempo separados a dos de sus personajes principales. Aquí no, Kelsier y Vin, nada más empezar la novela se encuentran y comienzan a vivir aventuras juntos. Entre ellos hay un tremendo feedback, que hace muy entretenida la historia. Ella por su pasado, es desconfiada y asustadiza, mientras que Kelsier recluta hombres para su plan por medio de la confianza. Uno desconfía mientras el otro quiere que confíe. Es una relación muy interesante la de los dos, tornándose en una especie de cariño padre e hija.

En cuanto a la estructura del libro. Sanderson nos sorprende revelándola dentro de la misma historia. Kelsier luego de reclutar a un equipo confiable decide poner en marcha una estrategia para derrocar el Imperio final. Y con tiza y pizarra en mano, mediante una lluvia de ideas, traza un plan que se deberá ejecutar en el plazo de un año. Y es el seguimiento de ese plan el que estructura el relato. Paso a paso se van cumpliendo la etapas dispuestas y por medio de ellas el autor genera las ocasiones para la entrada de nuevos personajes, generar acción y escenas trepidantes, y además hace aparecer alternadamente los principales temas que trata el libro como: amistad, traición, confianza, prejuicio, injusticia, corrupción, esperanza y amor.

"¿dejas de amar a alguien porque te traiciona? No lo creo. Eso es lo que hace que la traición duela tanto: el dolor, la frustración, la furia... y yo seguía amándola. Y la amo todavía". Pág. 299.

A pesar de que intentan seguir el plan tal cual como lo determinaron, surgen diversos giros inesperados que lo van cambiando y modificando constantemente causando sorpresa, convirtiéndolo en un libro muy entretenido, pero con un ritmo lento en ocasiones, debido a que necesita cierta puesta en escena para generar situaciones de acción, que son realmente dinámicas y gráficas.

La construcción de los personajes es muy buena, son redondos, con trasfondo. Tanto principales como secundarios, hay historias tras todos ellos y Sanderson las va dejando entrever gota a gota mediante los diálogos y las escenas. Cuando actúan, el lector ya está preparado para saber que esa reacción es la esperada para cual o tal personaje, y la siente real. Los hace evolucionar en el tiempo sobre todo a Vin. Y gracias a la narración omnisciente que salta de personaje en personaje podemos ser testigos de dichos cambios de mentalidad, que a mí me convencieron y me parecieron reales y posibles.
Tiene personajes secundarios muy destacados que comienzan muy tímidamente para luego ir haciéndolos tomar fuerzas mientras disminuye la carga a los protagonistas, manteniendo el equilibrio de la historia gracias a ellos. Un ejemplo claro es el de Sazed, el mayordomo terrisiano,  un guardador de historias, que poco a poco va tomando protagonismo, hasta volverse clave en el libro.

"Sazed había sido un maravilloso hallazgo, desde luego. Los guardadores eran un grupo necesariamente secreto, pues el lord Legislador los había cazado prácticamente desde el mismísimo día de la Ascensión". Pág. 212.

En este libro nuevamente Brandon nos sorprende con un sistema mágico muy innovador. Que está tejido en la trama de forma muy intrincada, es un protagonista más de la historia, es un generador de situaciones y en muchas ocasiones un impulsor de la historia. Está al mismo nivel o más incluso, de la ambientación del libro; es su esencia. Sanderson calificó a este tipo de magia lleno de reglas, normas y leyes, como "Magia Dura". Y el sistema mágico de Mistborn es un fiel representante de dicha clasificación, ya que la magia de los alománticos está bien delimitada y el lector es capaz de comprender su alcance; y cuando los personajes la utilizan, tiene sentido lo que hacen con ella. La alomancia tiene la característica de ser tratada por el autor en parte como una ciencia, basándose en el la tercera ley de Newton o principio de acción y reacción, que permite incluso a los "Mistborn" viajar por el aire, tirando de metales cercanos (atrayéndolos) y empujando, en un tira y empuje que les permite mantenerse suspendidos, como si volaran.

Las explicaciones y reglas se dan a lo largo de toda la historia como también su alcance. Y para facilitar su explicación, el autor utiliza un personaje que desconoce su manejo y otro que le enseña; es una relación maestro - discípulo. Y como el discípulo desconoce todo, pone en práctica lo que le acaban de enseñar aprendiendo a la par con el lector. Pero aún así, en el primer tercio del libro hay una primera escena donde se utiliza la alomancia mucho antes de ser explicada. Es una escena que utiliza el autor para que el lector aprecie su potencial y se asombre antes de conocer sus bases, por lo cual recomiendo intentar no complicarse entendiendo dicha escena y disfrutar su acción, porque más adelante se explicará en todo detalle. Es una magia bien intrincada que una vez comprendiendo los conceptos básicos podemos asombrarnos con ella.

Al comienzo de cada capítulo, hay un pequeño fragmento, que pertenece a una biografía o bitácora del lord Legislador de hace mil años, en donde se va rebelando su anterior personalidad, antes de convertirse en un tirano. Les aconsejo que lo lean y no lo dejen a un lado, porque complementa la historia pasada de los orígenes de ese mundo y además guarda un interesante y asombroso misterio que resulta clave en el final del libro; cuando se trata de Sanderson, ningún detalle del libro debe pasarse por alto.

Mistborn o Nacidos de la bruma es una saga que ya tiene más de cinco títulos publicados en español y al parecer aún no está terminada. Muchos pueden querer evitar leerla debido a su extensión. Pero yo les recomiendo que si les interesa, pueden leer este primer título sin ningún problema, porque tiene un cierre argumental redondo que lo hace parecer un libro autoconclusivo. No es necesario seguir leyendo para conocer el destino de los personajes, el final es completamente satisfactorio. Pero el sistema mágico es tan basto y presenta tantas aristas, que aún guarda muchas otras sorpresas, y para eso si puede ser interesante leer los otros volúmenes. Sin nada más que agregar los invito a disfrutar del talento de Brandon Sanderson.

"Represento aquello que nunca has podido matar, no importa cuánto lo hayas intentado. Yo soy la esperanza." Pág. 586.

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar. 

2 comentarios:

  1. Hola! Gracias por pasarte por mi blog. http://glaukareflejada.blogspot.com.es/
    Justo acabo de terminar este libro y me ha encantado. Estoy deseando seguir con la saga.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por seguirme. Sí es un tremendo libro. A mí me gustó mucho. ¡Saludos!

      Eliminar

¡Puedes ser el primero en comentar!